Y culmina la visita que enfureció a China.

Pelosi abandona Taiwán

La presidenta de la Cámara de Representantes de EU partió de la isla reclamada por China después de prometer solidaridad y elogiar su democracia.

Taiwán.-La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, abandonó Taiwán este miércoles después de prometer solidaridad y elogiar su democracia, dejando un rastro de ira china por su breve visita a la isla autónoma que Pekín reclama como propia.

Pelosi, cuya delegación hizo una escala no anunciada pero vigilada de cerca en Taiwán el martes por la noche después de visitar Singapur y Malasia, tenía previsto continuar su gira asiática con escalas en Corea del Sur y Japón.

Su avión despegó de un aeropuerto en la capital Taipei alrededor de las 6 pm (1000 GMT) hora local.

Pekín denunció esta visita como una provocación y prometió actuar en consecuencia.

Esto es una completa farsa. Estados Unidos viola la soberanía de China bajo el disfraz de la llamada ‘democracia’… quienes ofenden a China serán castigados», dijo el ministro chino de Relaciones Exteriores, Wang Yi, al margen de una reunión de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) en Phnom Penh.

Pelosi se convirtió en la más alta autoridad estadunidense en visitar Taiwán en 25 años.

Nuestra delegación (…) llegó a Taiwán para dejar claro, de forma inequívoca, que no abandonaremos nuestro compromiso con Taiwán y que estamos orgullosos de nuestra amistad duradera», declaró Pelosi, de 82 años, durante un acto con la presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen.

La gobernante de la isla aseguró que «frente a las crecientes y deliberadas amenazas militares, Taiwán no retrocederá (…) Mantendremos la línea de defensa de la democracia».

Empeoran tensiones

El martes por la noche, la cancillería china convocó al embajador estadunidense Nicholas Burns.

El viceministro de Asuntos Exteriores, Xie Feng, le comunicó las «protestas firmes» de su país y le dijo que «Taiwán es el Taiwán de China», según la agencia oficial Xinhua.

Por su parte, el ministerio chino de Defensa prometió «acciones militares selectivas», con una serie de maniobras militares en torno a la isla que empezarán el jueves, entre ellas «el disparo de municiones reales de largo alcance» en el estrecho de Taiwán, que separa la isla de la China continental.

El ministerio de Comercio de Pekín también anunció sanciones económicas, entre ellas la suspensión de la exportación hacia Taiwán de arena natural, un componente clave en la fabricación de los semiconductores, una de las principales exportaciones de la isla. Y la administración china de aduanas también canceló la importación de frutas y ciertos pescados desde Taiwán.

China y Taiwán están separadas de hecho desde 1949, cuando las tropas comunistas de Mao Zedong derrotaron a los nacionalistas, que se refugiaron en la isla.

Estados Unidos reconoció en 1979 al gobierno de Pekín como representante de China, aunque siguió dando respaldo militar a Taiwán.

¡Comparte!

Leave a Reply

Your email address will not be published.